domingo, 5 de abril de 2009

¿Bailas?

"Balancearse entre la tristeza y la alegría,

entre el día y la noche,

entre sal y azúcar.

Emociones que se balancean.

Caminar sobre una fina línea,

manteniendo tu equilibrio.

Si permaneces demasiado rígido, te caerás."

Sara Tavares

6 comentarios:

nycticorax. dijo...

Si, claro...

el canto rodado. dijo...

Muy buena esta antilana de canela, que pasada de melodias y que grato es oirla de fondo mientras te paseas entre las estancias de casa ( desnudico )buscando no se que cosas...

Gracias por estrenar la primavera de tan delicada manera salvatore, que anticipo de grados, que ilusion esperar al calor con tamañas expectativas manifiestamente sensuales, que engrasen bien las haspas de los molinos marfagoneros, que este verano seremos otra vez cuerda de arco de amanzonas, trinara la brisa marina de alegria al rozar nuestros cabellos y el de nuestros hijos Julia, Mateo, protomartina... sALBATROS. pon el chanpagne al enfriar, este stio que tenemos en bocas sera una vez mas el de los placeres, solo nos falta elegir entre Terrenales o Stelares, tu que te pides...

angie dijo...

bailaremos, te lo aseguro. firmado: zorba el griego

angie dijo...

y echaremos a rodar el canto a ver dónde llega

SaLvAtOrE dijo...

Legiones de patos surcan las aguas del Mediterráneo, de nuestro Mediterráneo, bandadas y bandadas, pues la mar de músicas está cerca, ya siento la brisa del mar sobre mi piel, veo hombres con chilaba bailando al son de las melodías norteafricanas, veo muchachas que retornan al festival, después de un año de ausencia...amperios, watios y voltios de sobra saben que de vacaciones estaré, así que sigan su camino lo mejor que puedan, me cortocircuitaré en su honor...mientras dure la espera seguiré medicándome, gracias por todo Dr.Vegas, gracias por sus noches de coma embriagador, y por el desasosiego que crea en mí...esta noche vuelvo a percibir su olor, ven a mí, soy la duermevela, ven al jardín donde el alma sueña...¿no lo veis? me ofrece su bendición y su amor de muerte, ¿no comprendeis que yo ya no soy yo cuando ella entra en mi sangre y me pone a morir?...buscadme allí, en el jardín de la duermevela...

angie dijo...

y bailamos, ya te digo que bailamos, como si se hubieran parado, por fin, los relojes