jueves, 8 de mayo de 2008

The Idan Raichel Project


No hace mucho que llegó a mis manos (y por casualidad) un Cd recopilatorio titulado "One world, many cultures" de la firma Putumayo (especializada en músicas del mundo). De todas las canciones en él contenidas una me llamó especialmente la atención, y fue a partir de ese momento cuando me puse manos a la obra.


La canción en cuestión se titula "Bo’ee" (Ven conmigo) y pertenece a The Idan Raichel Project, un grupo israelí que, con una encantadora fusión de sabores etíopes y del Medio Oriente sumados a técnicas de producción sofisticadas, se ha convertido en uno de los éxitos más impensados de la música israelí del momento.


Idan Raichel, el arquitecto de este proyecto único, es un teclista, productor y compositor de 29 años procedente de Kfar Saba, Israel. Idan nació en 1977 de una familia de raíces del este de Europa.A pesar de que la mayoría de los sellos israelíes han considerado su trabajo como demasiado étnico y alejado de las normas de la escena convencional pop israelí, el encargado de A&R de Helicon Records, Gadi Gidor, inmediatamente reconoció el potencial de su arte y enseguida lo sumó a su sello. El primer albúm que editó fue un éxito inmediato. Gracias a la letra exquisitamente poética de Idan que habla del amor y la devoción y a las sofisticadas técnicas de producción, el single fue un éxito impresionante. El álbum terminó vendiendo más de 150.000 copias (triple platino) y convirtió a Idan en una pieza importante de la música israelí.


El interés en su álbum comenzó a crecer a medida que se incrementaba la demanda por sus conciertos en vivo, que incluyó una propuesta de la prestigiosa Opera House de Tel Aviv. Dado el número de músicos que participaron en el álbum, hubiera sido imposible incluirlos a todos en escena. Además de si mismo, Idan eligió a siete miembros que eran tan versátiles como grandes artistas (por derecho propio).


Tanto en el álbum como directo, The Idan Raichel Project ha presentado a una fascinante formación de artistas que incluyen a Cabra Casey, Mira Anwar Awad y Sergio Braams. La vocalista Cabra Casey es de descendencia etíope y nació en un campo de refugiados de Sudán durante el viaje de sus padres a Israel. La artista conoció a Idan cuando ambos realizaban el servicio militar. Conocido en todo el mundo, sobre todo en el circuito de comunidades judías, etíopes e israelíes, el Idan Raichel Project suele agotar las entradas a sus conciertos realizados en grandes salas.


En noviembre de 2005, Idan Raichel Project se presentó en el renombrado Kodak Theater de Los Angeles, sala donde se realiza la entrega de los premios Oscar. El Project también ofreció dos aclamados conciertos en el afamado Apollo Theater en el Harlem de Manhattan. En enero de 2006, The Idan Raichel Project viajó a Etiopía, la tierra que inspiró gran parte de su música. El viaje marcó el momento en que dos vocalistas de la banda lograron volver a su tierra natal además de ser la primera vez en que un artista israelí tocaba en Etiopía.


Y en el año 2007 actuaron en Murcia, en el festival de las Tres Culturas (¡por qué no os habré conocido antes!). En fin, sólo me queda esperar que se acerquen por nuestras tierras pronto para poder disfrutar de tan inquietante, seductora y embriagadora sugerencia musical.


Parafraseando a mi querida Angie, me permito plantear a los que ya han oido a este grupo y a los que espero que lo disfruten a partir de ahora (me comprometo a proporcionarle una copia del Cd al que así me lo pida) la siguiente cuestión ¿A qué suena The Idan Raichel Project? En mi caso la primera vez que lo oí, me sonó a la primera visita a casa de Pablo, una visita en la que pudimos hacer una prolongada escucha de grandes obras de las músicas del mundo.


Ahora me recuerda los grandes momentos vividos en la Vito, dónde esté fin de semana se convirtió en la banda sonora de todas nuestras vivencias.


Para los que no han disfrutado aún de la magia de este grupo...


4 comentarios:

CCM dijo...

Suena a un espacio abierto. Suena a un sol tenue escondido tras árboles desnudos. Suena a una charla entre amigos. Suena a un estar sin necesidad de saber quiénes somos.
Me quedo con "The Idan Raichel Project" y te lanzo un mil gracias, Salvatore, por este estupendo regalo.

begoña dijo...

Suena a disfrute, placer, a un sol de Alicante, a una noche de San Juan, a los baños nocturnos en la playa,a una mirada de complicidad, a un concierto al aire libre..., y ¿cómo no?, al viaje a no sé donde en una furgoneta.
P.D. Te pido que pronto nos brindes un montaje fotográfico del finde en Córdoba, claro está con la música de Idan que tan buenos recuerdos me trae.
Un besote.

Anónimo dijo...

A mí me suena a tiempos perdidos, luces que se apagan, llanto contenido, pena de vivir...

nycticorax dijo...

Gran comodoro Saoro, tenemos que hablar mas. Gracias por el soporte repleto de The idan raichel, no te olvides de regar tus flores al norte de los urrutias.